Agustín Cedeño: “Quería ser sacerdote”

A Rajatabla, Periscopio - 11.09.2017
273-Mag-AC

Agustín Cedeño era fanático del basquetbol, pero ahora es la voz más conocida de la radio en los juegos de beisbol. Ha sido premiado siete veces como mejor cronista en radio y televisión. Estuvo en el Servicio Militar y tiene 30 años de trabajar en periodismo deportivo.

A los 48 años de edad tiene tres hijos. Ha narrado Juegos Olímpicos y mundiales de futbol y beisbol. Fue monaguillo y quiso ser sacerdote. Es comprador compulsivo de ropa y es “un loco apasionado” de los deportes.

¿Un atleta que lo haya impresionado?
Pelé. Fue tanta la emoción que ni oportunidad me dio de pedirle una foto.

Una anécdota de los estadios…
Cuando entrevisté a Sammy Sosa. Me hizo esperarlo un día y medio. Al año siguiente me lo volví a encontrar y me dijo: “Yo te conozco”.

¿Qué quería ser de niño?
Sacerdote. Me encantaba la misa, me la sabía de memoria. En mi casa adornaba una mesa y celebraba la misa, con mi familia.

¿Va a la iglesia?
Todos los lunes y los jueves.

¿Su vicio?
Comprador impulsivo de ropa.

¿Cuántas camisas tiene?
Más de 300.

¿Qué no le gusta hacer?
Tomar, fumar. No me gusta el bacanal, el desvelo y el relajo.

¿Deporte favorito?
Me encanta el basquetbol, pero para poder ganar dinero, tenés que meterte al beisbol.

¿Atleta?
Michael Jordan. A nivel nacional Dennis Martínez y Chocolatito.

¿Escucha música?
Salsa de Willie Colón, Héctor Lavoe, La Sonora Matancera.

¿Un libro favorito?
Un libro que recomendó Edgar Tijerino: Tus zonas erróneas.

¿Qué películas le gustan?
Las de vaqueros, de Charles Bronson y Steve McQueen.

¿A qué personalidad le hubiera gustado conocer?
A Juan Pablo II.

¿Una mujer en la historia que admire?
Sophia Loren.