Lilia Piccinini piensa volver a los canales, pero esta vez digitales

A Rajatabla, Periscopio - 10.03.2018
Lilla Piccinni

Su único nombre es Lilia Piccinini, tiene 28 años. Estudió Diplomacia y Relaciones Internacionales. Se dio a conocer como presentadora de noticias en un canal nacional y seis años después se ha convertido en una mujer emprendedora. Disfruta conducir, ir a la playa y jugar voleibol. Quiere crear una fundación, tener una familia grande y, si pudiera, viajar por el mundo.

Es hija única de padres divorciados. Creó una marca de camisetas y la tienda Lázuli Pop Up Store que tiene un concepto de feria permanente. Además, cuatro veces al año organiza la feria Pop Up en la que involucra a emprendedores, pequeñas y medianas empresas. No concibe el mundo sin el internet y a mediano plazo planea volver a los canales, pero esta vez digitales.

Le puede interesar Katerine Medina: “Me hubiera gustado conocer a Ana Frank”

¿Qué quería ser cuando era niña?

Quería ser vulcanóloga.

¿Qué olor la traslada a su infancia?

El olor a pólvora. Me recuerda a esas Navidades increíbles que viví de pequeña.

¿Por qué sus padres le dieron el nombre de Lilia?

Por una tía de mi papá. Tengo solo un nombre.

Alguna anécdota cuando estuvo en Tv. 

Cuando comencé en el noticiero, un día me hice un “colocho” cuando improvisé una nota. Me moría de la vergüenza.

¿Cuál es la comida que más extraña cuando está fuera del país? ¿Puede prepararla?

El nacatamal de los domingos. No puedo prepararlo, pero lo bueno es que se puede llevar congelado (ríe).

También puede leer Juan Carlos Ramírez: “En la cama se me salen los pies”

Si le ofrecieran tres deseos ¿cuáles serían?

Poder generar miles de empleos. Tener una familia grande. Viajar por todo el mundo.

¿Cuál es su pasatiempos favorito?

Sentarme en un café a leer, diseñar camisetas, idear algún nuevo proyecto y ver pasar gente.

¿Sin qué invento no concibe el mundo?

Internet.

Gato o perro ¿qué prefiere? ¿Por qué?

Perro, no me gusta la indiferencia de los gatos.

¿Cuál es su día ideal? Lo que usted llamaría un día perfecto.

Despertar y desayunar riquísimo en familia (es mi tiempo de comida favorito). Prepararme para salir a la playa, manejando (amo manejar), cantar en el camino, pasar todo el día compartiendo con amigos, sentados en la arena, jugando voleibol y por la noche una fogata.

Además, Ernesto Medina: “Me tocaba declamar coplas”

¿Cuál es la meta que nunca cumple?

Mantenerme constantemente en una rutina de ejercicios.

¿Tiene algún sueño todavía no cumplido?

¡Muchos! Uno de ellos es crear una fundación.

¿Cuál es su tipo de hombre ideal?

Cariñoso, familiar, determinado, consecuente, perseverante y soñador.