La magia del centro de mesa

Collage - 09.10.2017
ThinkstockPhotos-517848550

Florales. Minimalistas. Con luces. Auténticos. Deliciosos. Hay un centro de mesa para cada gusto y ocasión.

Iluminados

Los centros de mesa con luces tenues crean un ambiente íntimo y tranquilo. Pueden utilizarse velas sobre un soporte sencillo, como un plato o bien, elegantes candelabros.

Florales

Clásicos, no faltan en bodas y quinceaños, pero igual sirven para decorar la mesa en casa. Pueden colocarse en floreros, jarrones tipo pecera, jarras o teteras, dependiendo de la creatividad y las preferencias personales.

Minimalistas

Menos es más. Unas pocas flores sobre un bonito plato de madera, metal o cerámica demostrarán elegancia y buen gusto. Sin excesos.

Originales

Dependen de la creatividad de su creador. Se trata de unir elementos para obtener un diseño único. Vidrio y rocas, canicas y cerámica. Las posibilidades son infinitas.

Centro de mesa comestible

Son más que un adorno en fiestas y ceremonias, pues sirven para que los invitados puedan “picar” frutas o golosinas. Algunos son verdaderas obras de arte, como esta sandía tallada que puede ir acompañada de otras frutas, de menor tamaño.

Sección
Collage