Alforja Campesina

Columnas - 14.08.2017

“Ya vienen las fiestas de agosto/ ya los chinamos están en pie/ en navaja el gallo giro/ que a don Casimiro le merqué”.
Alforja Campesina es a nuestro criterio la primera gran canción de Carlos Mejía Godoy, pues marcaría el camino por donde iba a desarrollar su obra, hasta convertirse en uno de los grandes forjadores del canto nacional.

Si bien es cierto Carlos ya tenía un buen número de composiciones, estas eran basadas en géneros foráneos y no alcanzaron mayor proyección. Es Alforja Campesina la que comienza a darle un rostro nicaragüense a su obra, siguiendo el camino que ya habían trazado los padres del Son Nica, como Camilo Zapata, Erwing Krüger, Jorge Isaac Carvallo y Otto de la Rocha, por citar los más conocidos.

En el año 1963 Alforja Campesina fue popularizada por la grabación que hiciera el trío Los Madrigales, dirigido por el maestro del requinto Milcíades Poveda. En esa misma década Otto de la Rocha grabaría también una versión de esta canción.
Fue hasta 1973 que Carlos grabó su propia composición, apareciendo en su primer disco titulado Cantos a Flor de Pueblo, junto con Navidad en Libertad, Panchito Escombros, Abuelita, Cristo ya nació en Palacagüina, Que viva Managua, Un gajo de chilincocos, Terencio Acahualinca, Pinocho Pinochet, Chinto Jiñocuago, y María de los guardias.

El cantautor Erwing Krüger, quien alentó a Carlos a desarrollarse en el camino de la composición, comentó en una ocasión que “Alforja Campesina, abría una nueva etapa en la música nicaragüense”.

cedeno598@hotmail.com

Sección
Columnas