Archivos secretos

Columnas, Del editor - 12.06.2008

En magazine hemos dedicado muchas páginas a mostrar aquella parte de nuestra historia, que por diversas razones no conocemos. Ya sea porque ha quedado escondida —no le convenía al Poder— o ha sido mal contada porque se gestó en tiempos de guerra, espionajes y dictadura, donde todo lo que sucedía se presentaba “a favor de” o “en contra de”.

Y entre los capítulos más oscuros se encuentran, lógicamente, los de aquellos aparatos de Inteligencia que han cuidado, muy a su manera, los regímenes que los han procreado.

Esta vez buscamos en los archivos de la Seguridad del Estado alemana —la famosa Stasi— la relación que pudieron tener con su homóloga nicaragüense, la Dirección General de la Seguridad del Estado (DGSE) cuyos archivos lamentablemente no conocemos y no se han puesto a disposición del público, como pasó con su contraparte alemana.

Entramos en contacto con la Comisión para los Archivos de la Stasi y un mes después el periodista Luis Enrique Duarte, que por suerte habla alemán, viajó a Berlín. Era una apuesta, pues no se sabía con certeza si había material sobre Nicaragua en los seis millones de expedientes.

Cuando el periodista llegó a la sala de lectura, había cinco voluminosas carpetas con la descripción “Mint” y “Nicaragua”. Entre tres mil y seis mil páginas en el primer rastreo.

Con este reportaje en Magazine sobre el origen de la Seguridad del Estado sandinista iniciamos el resultado de cuatro días zambullidos en ese mar de archivos. Hay mucho para contar, más si se considera que cuando ya Duarte regresaba le lleva-ron cuatro volúmenes más… Informes y cartas… la historia que sus protagonistas quisieron mantener oculta.