Dime dónde vives

Columnas, Del editor - 31.10.2010

Una amiga se quejaba un día de éstos que dedicáramos un reportaje a los hijos del presidente Daniel Ortega. Le parecía demasiada frivolidad que magazine sirviera para hablar de la familia presidencial, como esas clásicas revistas del corazón donde los chismes del jet set abundan en sus páginas.

Tiene razón la amiga en cuanto a que un reportaje de chismes sería extraño en esta revista. El reportaje sobre los hijos de Ortega no tuvo nunca la intención de contar chismes sobre la familia presidencial, sino más bien describir quiénes son y qué hace la familia que hoy gobierna el país, y compararla desde la perspectiva histórica, que siempre ponemos, con las otras familias presidenciales que ha tenido Nicaragua.

Traigo esto a colación porque esta vez magazine dedica su reportaje principal a la casa de Daniel Ortega y su familia. No es una incursión a la privacidad, ni hablaremos del estilo de la decoración ni de la mueblería que ha escogido la señora Murillo. magazine buscó en los orígenes de esa casa y toda la polémica en que ha estado envuelta desde el principio. Desde que construyó el reparto el doctor Constantino Pereira hasta ahora que es casa de habitación, sede el partido Frente Sandinista y Casa Presidencial. Todo a la vez.

Una casa que no es una casa, sino siete casas confiscadas que fueron engullidas, junto con las calles, la mitad del parque y un campo de entrenamiento deportivo.

Ahí está gran parte de la historia de Nicaragua contada por ese complejo amurallado. Esos muros hablan por sí solos de las confiscaciones de los años 80, de los reclamos de los confiscados, de los pactos políticos y de los abusos contra el Estado.
Y, al igual que con los reportajes sobre los hijos de la familia presidencial, empezamos a notar extrañas similitudes con otras familias presidenciales que nos podrían llevar a parafrasear el famoso adagio que diría: “Dime dónde vive y te diré quién eres…”

San Fabián