Drogas

Columnas, Del editor - 14.08.2016

Hay una corriente mundial que pide la legalización de las drogas. Sus argumentos no dejan de tener sentido: la penalización de las drogas, dicen, no ha detenido en ningún momento su consumo y, al contrario, ha creado una de las redes criminales más grandes y feroces que operan hoy en el planeta. Y a renglón seguido compara la prohibición de las drogas con la prohibición del alcohol durante la ley seca en Estados Unidos, que hizo nacer una estructura mafiosa para su comercio ilegal.

Otro ángulo de la discusión es la salud. ¿Qué tan perjudiciales o beneficiosas son para la salud humana? ¿Debe la farmacología permitir el ingreso de algunas drogas que hoy son prohibidas para aliviar o curar ciertas dolencias? Aquí, la mejor colocada es la marihuana, de quien a su favor se esgrimen una serie de propiedades curativas y, en su contra, se le califica como el primer peldaño para narcoadicciones graves.

En esta edición hacemos una radiografía sobre la marihuana, la droga más común, y la que cuenta con más defensores. No se trata de apoyar o no su legalización, sino de dar información sobre esta planta para que usted mismo se forme su opinión en esta polémica que nos toca muy de cerca a todos.

De lo que sí tenemos que estar claros es que mientras sean ilegales, sea injusto o no, quienes las consumen no pueden sentirse ajenos a la red criminal que las hace llegar hasta sus manos.

Los crímenes de los cárteles colombianos y mexicanos que nos paran los pelos por su crueldad, mucho del actuar de las maras centroamericanas e, incluso, crímenes espeluznantes que suceden en Nicaragua, tienen como combustible común el dinero que el consumidor de droga entrega cuando compra su porción. Esos grandes paquetes de dinero que aparecen en las fotos junto a los narcotraficantes capturados, esos millones de dólares, se originan en el narcomenudeo.

Así que nadie que compre droga al narcotráfico puede decir que es inocente en esos crímenes que seguramente ve como ajenos en el periódico o a través de la pantalla del televisor.