Música: La pasión según Judas

Columnas - 10.04.2017

A inicios de los años 70 del siglo XX, dos eventos impactarán en la cultura contemporánea: un hallazgo arqueológico y una obra musical. Los dos de naturalezas diferentes y ajenos el uno al otro, pero con el mismo personaje protagonizando ambas historias.

Mientras en un desierto de Egipto, pastores beduinos encuentran unos folios antiguos que más tarde se conocerían como El Evangelio de Judas, en Broadway se estrenaba una de las más importantes óperas del rock, Jesus Christ Superstar.

La obra Jesucristo Superestrella es la visión de Judas sobre la última semana en la vida de Cristo. Es su crítica política y personal a quien ha sido su maestro a lo largo de tres años de prédica espiritual. Judas lo entrega a la muerte pensando que así lo salvaba de la locura de creerse el mesías. La ópera rock no se apega al relato bíblico, recoge sobre todo elementos históricos para introducirlos en su trama.

Es una obra compuesta por Tim Rice, creador del texto, y Andrew Loyd Webber, creador de la música y las orquestaciones. El disco salió en 1970, la obra se estrenó en 1971 y fue llevada a la pantalla en 1973, por el director Norman Jewison, quien usaría a cantantes de rock para interpretar los personajes principales. Es la ópera más popular y polémica del rock, para unos, un texto apócrifo de esta época, para otros, una audaz obra musical que se atrevió a representar la pasión según Judas.

cedeno598@hotmail.com

Sección
Columnas

Guatusa