Música: Tears to heaven

Columnas - 12.06.2017

Tears to Heaven, Lágrimas en el Cielo, es sin duda una de las grandes canciones de Erick Clapton y una de sus más emotivas.

Atrás habían quedado sus fusiones de Blues-Rock con The Yardbirds a inicios de los 60, su éxito Layla de su época con Derek and the Dominos y Sunshine of your love de su época psicodélica con Cream.

Mucho tiempo había pasado desde que inició su carrera en solitario en 1970, y la gran controversia que provocó cuando en un concierto en Birmingham se identificó con las posiciones racistas de los políticos conservadores. Habían quedado atrás sus escabrosos días por los caminos de las adicciones.

En 1991 Erick Clapton estaba en sobriedad y espiritualidad, pero lloraba abatido ante la muerte de su hijo Conor, un niño de 4 años que accidentalmente cayó del piso 53 de un rascacielos de Nueva York. Meses después, junto con su amigo Will Jennings escribiría Tears to Heaven en memoria de Conor.

El tema sería un éxito llegando a alcanzar el puesto número 2 en el Billboard Hot 100 de Estados Unidos. Fue incluida en la banda sonora de la película Rush. En 1993 ganó tres premios Grammy: Canción del año, Grabación del año y Mejor Interpretación Vocal Pop Masculina.

“El tiempo puede abatirte. El tiempo puede doblar tus rodillas. El tiempo puede romper tu corazón, hacerte suplicar por favor… más allá de la puerta hay paz, estoy seguro y sé que allí no habrá lágrimas en el cielo”.

cedeno598@hotmail.com

Sección
Columnas