Navidad

Columnas, Del editor - 09.12.2012

Esta vez le preguntamos a varios personajes nicaragüenses cuál es el juguete de Navidad que con más cariño recuerdan. Es una pregunta provocadora. Sabíamos que con la respuesta nos íbamos a conectar a algo más que al frío juguete. Era un viaje al sentimiento, el que estamos proponiendo.

De esta forma el empresario Pieron Coen Ubilla nos habló de aquel trencito destartalado que una buena señora le regaló en los primeros días de exilio, el big leaguer Denis Martínez, de la hulera o tiradora con la que anduvo haciendo bandidencias por esos caminos de Granada y la reina de belleza Xiomara Blandino, de aquellos patines que empezó a usar antes de que oficialmente se los trajera Santa o el Niño Dios.

Y ya estando en el juguete, solo es cuestión de un brinquito para recordar la reunión familiar, las comidas, los estrenos, los juegos, aquellos días bonitos de nuestra niñez.

La Navidad de mis recuerdos es una donde me veo caminando hacia la casona de mi abuelo en Quilalí, donde nos reuníamos toda la familia. Huelo a la loción de mi papá y ropa de estreno (no se estrenaba mucho por esos días). Saludando a los tíos y primos llegados de largo. Correteando hasta llegar cansados a ese momento mágico de la medianoche cuando se abrían los regalos que nos seducían apilados al pie del árbol navideño. Eran regalos sencillos. Es el misterio, lo que los hacía especiales.

Y luego, la cena. Mis tías se lucían en eso. Nacatamales, lomo relleno, gallina rellena, torrejas… Parecía que todo el año pasaron preparándose para esa comilona.

Y a usted ¿a qué momentos lo conecta la Navidad? De eso se trata esta edición. Un recorrido por los sentimientos. Un juguete. Una familia. Unos olores. Unos sabores. La magia de un momento especial en nuestras vidas.