Madres

Columnas, Del editor - 25.05.2017

Mayo. Me s de las Madres. La propaganda estalla desde antes mostrándonos esa madre bonachona, que mira con ojos dulces a su hijo, mientras en las radios suenan y resuenan las canciones de la “vieja muy buena y muy santa” que “habita en una casita, chiquita y muy blanca camino del puerto de Santa María…”

Nos inundan los corazones y rosas rojas. ¡La madre despierta tantos bonitos sentimientos!

En Magazine hemos querido ver esta vez a la madre a través de un caleidoscopio. Salirnos del estereotipo que nos impone el ambiente de mayo, y recordar que hay más madres que aquella “viejecita de la casita chiquita y muy blanca”.

Está, por ejemplo, la madre adolescente, que descubre su embarazo cuando ella misma aún juega con muñecas, y cuyo testimonio sirve de advertencia a otras parejas de su misma edad.

O la matrona, esa abuela, que dirige con sabiduría y mano firme a sus hijos, nietos y a veces bisnietos.

Hay más. Madres por adopción, como Claudia Rivera quien decidió criar a dos niñas con capacidades diferentes con todo lo que eso implica.

O… ¿qué significa ser madre cuando el hijo padece una enfermedad tan cruel como el cáncer. María de Jesús Cruz Álvarez nos cuenta esa batalla que ha librado junto con su hija Erika.

También quisimos incluir a aquellas mujeres que ya sea por problemas mentales o por valores trastocados, hacen todo lo contrario a lo que el instinto materno indica: asesinan o participan en la muerte o maltrato de sus hijos, como los dos ejemplos que les presentamos.

Es esta edición una invitación a ver las múltiples facetas de ser madre, y por ello hemos incluido también esas diferentes etapas que vive una madre con sus hijos. Desde las más sublimes hasta las más dolorosas. Del primer día en el preescolar a la boda. Desde el parto hasta lo que se considera el mayor dolor de alguien en el mundo: la muerte de un hijo.