Mundo bonsái

Collage, Estilo - 13.12.2016
bonsai2

Los árboles bonsái se clasifican de acuerdo a la forma en que crecen. Es un mundo fascinante, lleno de belleza, técnica y disciplina.

Moyogi
“Libre vertical”. Es el más común de los bonsáis. Se caracteriza por un tronco que describe varias curvas, y se usa en coníferas y árboles hojosos.

Hokidachi
El estilo “escoba” es el que más se parece a un árbol. Son bonsáis frondosos de tronco recto y ramas que se extienden hacia arriba en una forma simétrica y redondeada.

Fukinagashi
“Golpeado por los vientos”. Debe dar la impresión de que el árbol está en la cima de una colina expuesto al viento. El tronco y las ramas se inclinan en una misma dirección.

Sokan
Árbol de doble tronco. Se ve mucho en la naturaleza, pero no en los bonsáis. Los troncos crecen de las mismas raíces y forman una sola copa.

Kengai
“Cascada”. Este bonsái emula el crecimiento de los árboles en las paredes de las montañas y los acantilados. Suelen emplearse las coníferas. Una variante es el estilo “Han-Kengai” o “Semi cascada”, con una caída menos pronunciada.

Kabudachi
Troncos múltiples. Se parece al “Sokan” pero con tres o más troncos. Parecido es el estilo “Yose-ue”, con la diferencia de que este consiste en un “bosque” de bonsáis individuales.

Curiosidades

1. Bonsái es una palabra de origen japonés. “Bon” significa ‘bandeja’ y “ sai” ‘cultivar’.
2. Cualquier especie de árbol o arbusto puede cultivarse como bonsái; sin embargo, hay preferencia por el arce, el pino silvestre, el olmo, la azalea, el olivo y la higuera.
3. El arte del bonsái comenzó en China hace más de dos mil años. Para los taoístas los bonsáis simbolizaban la eternidad y eran un puente entre lo divino y lo humano, el cielo y la tierra. Con el tiempo el arte se difundió hacia el este y ahora se le asocia más con Japón.

Sección
Collage, Estilo