De niño el papa Francisco quería ser carnicero

Evolución, Periscopio - 11.05.2018
papa francisco

Hasta el 2012 era simplemente Jorge Mario Bergoglio, en Argentina. El papa Francisco, de 81 años, es el primer papa americano y jesuita que llega al pontificado.

Lea también: Pepe Mujica se considera “un campesino” en su forma de ver la vida

Se ha convertido en uno de los hombres más influyentes del mundo y ha adoptado posturas abiertas en temas incómodos para la Iglesia. Ha promovido el diálogo y se ha acercado a distintos colectivos sociales, aun sin ser católicos. Sigue de cerca el futbol y la vida argentina, pero sobre todo la política.

Carnicero

papa francisco

Jorge Mario Bergoglio nació en el barrio Flores de Buenos Aires, Argentina, el 17 de diciembre de 1936. Es el mayor de cuatro hermanos de padres inmigrantes italianos. Su papá, Mario, era ferroviario y su mamá, Regina Sívori, ama de casa. De niño quería ser carnicero cuando creciera.

Además: Guillermo del Toro, fan declarado de los videojuegos

Sin embargo, al ser de una familia no muy cómoda, intentaba ayudar llevando dinero a casa; se dedicó a fregar los pisos de una fábrica. También fue portero en una discoteca de su ciudad. Y entre los 14 y los 19 años trabajó en un laboratorio químico.

Vocación

papa francisco

Se graduó como técnico químico y decidió entrar al seminario jesuita de Villa Devoto (Buenos Aires) a los 21 años. Egresó como sacerdote el 13 de diciembre de 1969, época en la que le extrajeron un trozo de pulmón debido a una enfermedad respiratoria.

El 21 de febrero de 2001 el papa Juan Pablo II lo nombró cardenal con el título de San Roberto Belarmino, magistratura que ejerció paralelo a su cargo de primado de Argentina, máxima autoridad del catolicismo en su país. El 13 de marzo de 2013 Bergoglio se convirtió en papa.

La sencillez lo ha definido. Vive en la austera Casa de Santa Marta y no en el Palacio Apostólico; cambió los lujosos zapatos por unos ortopédicos que amortiguan su problema de columna. No le gusta andar en carros lujosos.

Amores

papa francisco

De joven se enamoró de una chica y cuando se le iba a declarar faltó a la cita y optó por su vocación. Confesó en su autobiografía “El Jesuita”: “Tuve que elegir entre el amor a una mujer y el amor a Dios”.

Le puede interesar: Enrique de Gales, el príncipe que no quiere ser rey

Después de la religión, la otra pasión del papa Francisco es el futbol. Es hincha y socio activo del Club Atlético San Lorenzo de Almagro, con carné número 88235N-0 y paga “sagradamente” su cuota mensual. Además disfruta de la ópera y el tango.

Político

papa francisco

En Argentina nadie duda de que el papa es un admirador de Perón, fascinado por la política, y hay quienes le consideran un “peronista puro” (movimiento político mediante el que se expresan los sectores marginados de Argentina desde el año 1945). Prueba de ello son sus constantes referencias a la justicia social y su ejemplo de una vida austera. Otros, como su biógrafa Elisabetta Piqué, creen que no es peronista, pero sí “un animal político”.

Peluca