La Nicaragua de Gentile

Fotorreportaje, Reportaje - 11.05.2014
Fotografías cortesía de William Frank Gentile

En medio de los grupos revolucionarios y contrarrevolucionarios se coló un estadounidense que retrató desde las entrañas de la guerra a un país que se desangraba. Esta es la Nicaragua de los 80 a través del lente del Bill Gentile

Por Tammy Zoad Mendoza M.

Fotografías cortesía de William Frank Gentile

Centroamérica ardía. Mientras en El Salvador se encendía una guerra civil entre el ejército y los insurgentes, Nicaragua estallaba con la Ofensiva Final del Frente Sandinista de Liberación Nacional contra la dictadura de Somoza. En Honduras y Costa Rica entraban y salían grupos agitados de uno y otro bando.

Fue entonces, con 28 años, cuando William Gentile llegó a Nicaragua para retratar el principio de una de las épocas más sangrientas. La insurrección popular, la revolución sandinista y la guerra con los contrarrevolucionarios. El mundo entero posó los ojos en Centroamérica. “Tenía la convicción de que cubrir la guerra en Nicaragua era importante porque era mí país que patrocinaba esa guerra, era importante mostrar al mundo los resultados de la política de los Estados Unidos de América”, dice Gentile, el estadounidense que llegó por primera vez aquí en 1979, como el joven corresponsal de United Press International (UPI), luego reportó el conflicto para ABC Radio y registró para la historia fotografías que le darían la vuelta al mundo en las páginas de Newsweek Magazine.

Cruzando las líneas de fuego en los barrios occidentales de Managua, yendo y viniendo de las montañas del norte o de los llanos de occidente y siguiendo de cerca los agitados procesos de paz. “Bill” Gentile estuvo ahí, en medio de los sandinistas y la “Contra”, y retrató como nadie una década que marcó la historia del país y la suya. A partir de entonces este fotoperiodista se consagraría como uno de los más temerarios y sensibles en la cobertura de conflictos armados.

“Yo quise hacer un relato no solamente del conflicto, sino del país entero”, señala Gentile, refiriéndose al libro fotográfico Nicaragua (1989), donde recopiló parte de su trabajo aquí. “Para mí Nicaragua no era solamente otra noticia, es algo mucho más profundo. La experiencia más importante de vida profesional y una de las más importantes de mi vida personal, es parte de lo que soy”. Treinta y cinco años después de haber llegado al país, Bill Gentile comparte con Magazine sus impresiones de una guerra que inmortalizó con estas imágenes.

Lea: Niños en guerra, la generación de los años ochenta