Claribel Alegría: “Detesto hacer mi cama”

Periscopio - 18.05.2017
literaria

Claribel Alegría no lee sus libros después de publicados, por miedo a encontrarles errores. El gran amor de su vida fue su esposo y todavía sueña con recoger piedritas y caracoles en la playa.

Su primer recuerdo…
Bailando en los brazos de mi abuela en el corredor de su casa.

¿Qué olor la devuelve a su infancia?
El jazmín. Había muchos jazmines en mi casa.

¿Cuál es su destino preferido?
La poesía.

¿Y su lugar favorito?
El mar.

¿Alguna fobia?
A las ratas. Más que fobia es terror.

¿Gato o perro?
Me gustan los dos, pero prefiero al perro. Le tengo más confianza.

¿Puede preparar su comida favorita?
Sí. Es el arroz con pollo.

Una anécdota infantil…
Cuando tenía cinco años me subí a un palo de mango, me atiborré de mangos, no podía bajarme y nadie oía mis gritos. Jamás he tenido un susto igual.

Si le ofrecieran tres deseos…
Caminar por la playa y que me lamiera los tobillos la espuma del mar. Sentarme en un columpio, que alguien me columpiara y volar muy alto. Buscar piedras y caracoles en la playa.

¿Qué la hace reír?
Muchas cosas. Sobre todo, yo.

¿Y llorar?
La muerte de un niño.

¿Cuál es su vicio?
Uno de ellos es ser demasiado crédula.

¿A qué famoso le gustaría conocer?
A ninguno. Prefiero conocer sus obras.

¿Qué es lo que más disfruta hacer?
Leer.

¿Y lo que menos?
Detesto hacer mi cama.

¿Sin qué invento no concibe el mundo?
No sabría decirle. A todo nos adaptamos.

Sección
Periscopio