¿Cuál vaso prefiere?

Periscopio - 10.04.2017
268-MAG-Periscerv-300x300

Las curvas dan ganas de beber más. Según un estudio de la Universidad de Bristol (Reino Unido) publicado en la revista Plos One, con una base de datos y estudios científicos abiertos por la Public Library of Science, los vasos curvos estimulan a ingerir más líquidos.

La velocidad con la que toma su cerveza, por ejemplo, podría estar influenciada desde sus ojos y sus manos. En un experimento llevado a cabo por el equipo de la Escuela de Psicología Experimental, los investigadores pidieron a los participantes que valoraran si la cantidad de líquido que contenía el vaso era superior o inferior al 50 por ciento de su capacidad. El número de errores era mayor cuando la bebida se servía en los recipientes curvos.

Este juego de percepción visual daría la sensación de que el vaso curvo contiene menos volumen de líquido que un vaso recto, además que el diseño y las curvaturas del vaso le agregan otros estímulos a la experiencia de tomar.

Según las conclusiones los vasos curvados invitan a beber cerveza el doble de rápido que si se emplean vasos rectos. Cuando los mismos vasos se rellenaban de bebidas no alcohólicas, por ejemplo refrescos, la velocidad de consumo era independiente de la forma del recipiente.

Sección
Periscopio