De Augusto y de agosto

Periscopio - 11.09.2017
Augusto

A excepción de febrero, en el calendario moderno los meses se alternan con cantidades de 30 y 31 días; sin embargo julio y agosto tienen la misma duración y son meses consecutivos.

Hay una razón histórica y curiosa que lo explica. En el antiguo calendario romano los meses estaban distribuidos de forma diferente, los primeros se asociaban a deidades y los siguientes fueron nombrados según el lugar que ocupaban, como quintilis, sextilis, september, october, november y december.

Fue Julio César, el líder militar y político romano (100 a.C.), quien con asesoría de astrónomos ajustó el año al curso del sol, y lo compuso de 365 días divididos en 12 meses regulares, de 30 y 31 días, aumentando un día a uno de ellos cada cuatro años para reorganizar los ciclos.
Como cambio, también decidió rebautizar “quintilis”, su mes de nacimiento por, “julius” en su honor. Tendría su propio mes con 31 días.

Augusto, primer emperador romano, quien había nacido en el mes “sextilis”, no estaba conforme con que el mes de su nacimiento tuviera solo 30 días, uno menos que julio en honor a Julio César, y ordenó modificar el calendario. Le quitó un día a febrero y lo sumó a “sextilis” y lo nombró “agosto” en su honor. Esta versión data del siglo XIII, se atribuye a Johannes de Sacrobosco y se ha popularizado aunque hayan detractores de la historia.

Sección
Periscopio

Guatusa