El santo del Internet

Periscopio - 09.10.2017
274-MAG-PerisSanto

Desde el 2001 internet tiene su santo patrono: San Isidro de Sevilla. Fue el papa Juan Pablo II quien lo nombró custodio de la navegación en la red.

Nacido aproximadamente en el año 556, según biografías, fue obispo, teólogo y erudito de España, conocido como doctor de la fe. Estudió en la escuela catedralicia de Sevilla donde aprendió latín, griego y hebreo. Sucedió a su hermano en la dirección de esa Diócesis y su episcopado duró 37 años.

Vivió el nacimiento de la Edad Media, una época de desintegración de la cultura clásica, cuando aún había mucha ignorancia incluso entre las clases dominantes. Entonces Isidro de Sevilla propició el desarrollo de las artes, el derecho y las ciencias. Estableció las bases para decretar una política educativa obligatoria, solicitando a otros los obispos que establecieran seminarios y escuelas catedralicias. Fue de los primeros compiladores medievales y un escritor muy prolífico. Compuso numerosos trabajos históricos y litúrgicos, tratados de astronomía y geografía, diálogos, enciclopedias, diccionarios, biografías de personas ilustres, textos teológicos y eclesiásticos.

Su obra más conocida es Etimologías (627-630), una amplia enciclopedia en 20 tomos donde explicó la etimología de cada palabra relacionada con el tema que abordaba. Fue el texto más usado en las instituciones educativas en la época y muy leído durante el Renacimiento (al menos diez ediciones fueron impresas entre 1470 y 1530). Buena parte de la cultura y conocimientos romana se conservaron y difundieron gracias a él.

Por todo esto San Isidoro fue guardián de internet, de los usuarios de computadoras y sus técnicos. Hay incluso una oración creada por el Padre John Todd Zuhlsdorf (1959):
“Dios, Todopoderoso y eterno, tú que nos has creado a imagen y semejanza tuya, y nos has mandado a buscar todo lo que es verdadero, bueno y bello, te rogamos, que por intercesión de San Isidoro de Sevilla, obispo y doctor de la Iglesia, hagas que durante nuestra navegación en internet nos dirijamos a lo que te es grato y tratemos con caridad y paciencia a todos los que encontremos conectados. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén”.

Sección
Periscopio