La exacta medida del hoyo de golf

Periscopio - 14.08.2017
Golf ball on the lawn

El golf es uno de los deportes de élite que cobra popularidad y está lleno de historia y curiosidades, una de ellas es la relacionada con el tamaño de los hoyos en su campo.
Sin importar el relieve, las características del terreno o qué tan lejos esté el golfista, la pelotita blanca siempre deberá buscar un hueco de cuatro pulgadas y un cuarto de diámetro (unos 108 milímetros).

Pero contrario a lo que podría creerse, algún diseño matemático a razón del tamaño de la pelota, las dos principales teorías apuntan a lo casual. La versión más conocida que circula en páginas especializadas en deportes es que esa fue la medida que los encargados de mantener los campos del Royal Musselburgh Golf Club en Escocia comenzaron a utilizar a partir de 1829, inspirados en el diámetro de una tubería de desagüe. Una ocurrencia razonable y práctica.

Otra teoría es que dos jugadores que se encontraban en el campo llegaron a un hoyo que estaba tan deteriorado y deforme que para seguir jugando, y conservar el estilo y la precisión requerida para el juego, usaron un trozo de tubería de desagüe que encontraron en el campo para insertarlo en el hueco y tener un nuevo y perfecto hoyo de entrada. Sí, el tubo medía cuatro pulgadas y un cuarto, como el diámetro de todos los hoyos en la actualidad.

En la última década del siglo XIX, el Royal and Ancient Golf Club de St. Andrews, el más importante y encargado de establecer las reglas del deporte, ordenó que todos los campos de golf del mundo deben tener esa misma medida. Cuatro pulgadas y un cuarto. Ni un milímetro menos ni uno más.

Sección
Periscopio

Guatusa