La pizza del mundo

Periscopio - 06.04.2018
Pizza

A base de tomate y queso, redonda y con un olor que despierta el apetito, la pizza, a través de los tiempos, se ha convertido en el plato favorito de miles y por ende el más consumido en el planeta.

Ya sea por festejo o no, una pizza siempre es bien recibida. Se calcula que más de cinco mil millones de pizzas son vendidas actualmente alrededor del mundo. Estados Unidos es actualmente el campeón de la pizza, con 66 mil pizzerías repartidas por todo su territorio. Los norteamericanos tienen hasta su Pizza National Day, el 9 de febrero, una festividad instituida por el Congreso.

Lea: ¿Viaje agradable? ¡No haga esto!

La historia de la pizza se remonta al consumo del pan por parte de la humanidad. En el antiguo Egipto, al descubrir la levadura empiezan a prepararse una especie de panes con la forma y el color del sol, con harina, agua y miel. En la antigua Grecia este pan fue evolucionando y le añadían grasa, especias, ajo y cebolla. En la época de Dario I el Grande los soldados persas le ponían al pan queso fundido y dátiles.

Mientras en Italia se conocía como “pizza bianca” elaborada con pan, grasa, hierbas, ajo, cebolla, aceitunas, ingredientes disponibles en la mayoría de los hogares humildes. Era un plato al alcance de la mayoría.

Le puede interesar: Converse, zapatos con historia

En el siglo XVI este plato dio un giro inesperado, con la llegada del tomate a Europa desde América. Fue en Nápoles donde se empezó a consumir el tomate como alimento. La popularidad de la pizza llegó en el siglo XVII en Nápoles, Italia. Y en el año 1830 abrió la primera pizzería Port’ Alba, a la que auguraban poco futuro, sin embargo sigue abierta.

Pizza

En junio de 1889, Raffaele Espósito, un conocido pizzero de Nápoles de aquella época, fue el encargado de elaborar unas pizzas para los reyes italianos, Don Umberto I y Doña Margarita de Savoya, quienes se encontraban de visita.

Espósito horneó y envió a sus majestades tres pizzas diferentes. En una de ellas dibujó los colores de la bandera nacional italiana (verde, blanco y rojo) con los ingredientes albahaca, queso mozzarella y tomates, para honrar a los reyes y la llamó Monarca. Esta fue la preferida de la reina, entonces Raffaele Espósito la rebautizó como Pizza Margarita. No pasó mucho tiempo para que la pizza fuera conocida y apreciada más allá de Italia y conquistó el mundo entero.

También lea: La serena: pizza a leña

Por si fuera poco, en el 2001 los astronautas hicieron un pedido de pizza a una famosa cadena comercial y se la enviaron hasta la Estación Espacial Internacional. Llevarla costó un millón de dólares. Después de este precio, la pizza más cara se vendió a través de eBay por 3,700 dólares.

Según el Oxford English Dictionary, pizza, viene del alemán antiguo bizzi, que significa mordisco. Es posible que la palabra la hubieran traído los lombardos en alguna de sus invasiones a inicios del primer milenio.

Sección
Periscopio