Leyes de Murphy

Periscopio - 09.07.2018
Murphy

¿Ha escuchado hablar sobre las leyes de Murphy? Estos principios se refieren a los efectos de las diferentes acciones cotidianas y fueron creados por el ingeniero aeroespacial Edward Aloysius Murphy en 1949. Estas leyes cuentan con investigaciones y pruebas que las respaldan, según una publicación del sitio Verne del diario El País.

Si algo puede salir mal, saldrá mal: Cuanto más tiempo y trabajo requiera una tarea, más fácil será que en algún momento surja algún contratiempo. Aunque no todo saldrá mal siempre, ni mucho menos, esta primera ley de Murphy se cumplirá a menudo.

Puede leer: ¿Le gustaría dormir en una barrica de vino?

La tostada siempre cae en el lado de la mantequilla: En 1997 Robert Matthews publicó un artículo en Scientific American en el que recogió pruebas que confirmaban que la caída de la tostada dependía de la altura de la mesa, ya que la rebanada de pan, untada o no, “no tiene tiempo para dar una vuelta completa y volver a caer bocarriba al llegar al suelo”.

Lea también: La tienda más cara del mundo

La otra fila siempre es más rápida: Si nos da la impresión de estar en la fila más lenta es porque: uno, la cola más lenta es por lo general la que tiene más gente y, en consecuencia, es la cola en la que es más fácil que estemos. Y dos, si solo escogemos una cola y hay, por ejemplo cuatro, hay un 75 por ciento de posibilidades de que al menos una de las otras colas sea más rápida que la nuestra. Por tanto, la mayor parte de las veces habrá al menos otra cola que sea más rápida.

Le puede interesar: Sacuanjoche significa flor amarilla

Llevar un paraguas cuando hay previsión de lluvia hace menos probable que llueva: Aunque las predicciones de lluvia son cada vez más acertadas, hay que tener en cuenta que si vivimos en un sitio con pocas precipitaciones, la mayoría de las veces se acierta a la hora de decir que NO lloverá. No nos importa tanto si va a llover a lo largo del día como si va a llover durante el tiempo que estemos en la calle. Las probabilidades de que llueva en la hora, más o menos, que estés paseando son por lo general muy bajas en casi todo el mundo.

Además: 10 datos sobre fórmula 1

Siempre encuentras las cosas en el último sitio en el que miraste: La razón es que no seguimos buscando después de encontrarlas. “Aquí estaban las llaves, en el tercer sitio en el que busqué. Luego he mirado en el cajón y debajo de la cama, pero ahí no las he visto”.

Sección
Periscopio