Pañales desechables

Periscopio - 01.06.2016
funny playing baby

Pañal puesto, pañal orinado. Pañal limpio, pañal sucio. La repetitiva y cansina tarea de quitar y poner pañales de tela a su bebé cada vez que se ensuciaba, además de cambiar ropa y sábanas, fue lo que motivó a Marion Donovan, arquitecta de la Universidad de Yale, a diseñar una prenda especial que resolviera su problema.

Poniendo capas de diferentes telas absorbentes creó una cubierta para pañal que le permitía mantener a su bebé seco, pero que a diferencia de los plásticos dejaba pasar el aire para que la piel del bebé respirara. En lugar de gacillas usó botones para hacerlo y evitar accidentes. Era 1946 y el revolucionario invento que cambió la rutina de las madres no obtuvo el apoyo empresarial, así que Donovan empezó a crearlos manualmente para su uso y el de amigas cercanas.

Al ver la aceptación en el mercado femenino, otras empresas desarrollaron su idea. En 1951 a Marion Donovan se le otorgó la patente por haber creado una cubierta impermeable para pañales. Vendió sus derechos un millón de dólares y pasó al Salón de la Fama de los Inventores de Estados Unidos como la madre de los pañales desechables.

Marion Donovan obtuvo a patente de más de cuarenta inventos más, pero fue su capa impermeable la que trascendió hasta la actualidad. Murió en 1998 y su obituario en The New York Times rezaba: “Tenía 81 años y había ayudado a encabezar una revolución industrial y doméstica al inventar el precursor del pañal desechable”.

Sección
Periscopio