Pequeños y respetados

Periscopio - 13.12.2016
264-mag-perisgrieg

Sus cuerpos fornidos, atléticos y perfectamente esculpidos son referencia de belleza y virilidad, pero hay un pequeño detalle en las famosas estatuas griegas: el tamaño de su pene es inversamente proporcional al resto del cuerpo. Micropenes.

“El pene pequeño y flácido era una cualidad admirada y codiciada por los hombres de la antigua Grecia porque lo asociaban a la moderación y al control de los impulsos, principales virtudes de la masculinidad en ese entonces”, explicó el profesor Andrew Lear, de la Universidad de Harvard en un artículo de Quartz.

Por eso las esculturas de dioses, héroes y atletas tienen penes pequeños, en cambio en las obras griegas los ancianos, borrachos o mundanos aparecen con penes grandes. Lo divino, la razón y el intelecto versus lo humano, vulgar y salvaje, según las concepciones griegas de entonces.

“Contrario a la creencia popular no hay ninguna evidencia clara de que un pene grande tenga relación con una mayor satisfacción sexual, pero tampoco hay pruebas de que un pene pequeño sea un signo de moderación y racionalidad”, aclaró el experto, especializado en el Mundo Clásico y la Historia del Género y la Sexualidad.

La bloguera de Historia del Arte en su página Cómo hablar acerca de Historia del Arte, expone que “el ideal de hombre griego era racional, intelectual y autoritario. Puede que tuviera mucho sexo, pero este hecho no estaba relacionado por el tamaño de su pene y su pequeño pene le permitía seguir siendo fríamente lógico”.

Sección
Periscopio

Guatusa