Nicaragua Costa Rica 8 conexiones

Reportaje - 14.09.2014
Conexiones tico-nicas

Con ningún otro país Nicaragua comparte más que con Costa Rica. Vecinos, hermanos y enemigos. Personajes, territorios, gastronomía. Historia. Magazine destaca 8 puntos que nos entrelazan

Por Dora Luz Romero

Sor María Romero

Ese día, el 14 de abril del 2002, cuando el papa Juan Pablo II realizó la ceremonia de beatificación de Sor María Romero, banderas ticas y nicas ondeaban en el atrio de la Basílica de San Pedro. Entre los invitados estaban los dos presidentes: el de Nicaragua, Enrique Bolaños Geyer y el de Costa Rica, Miguel Ángel Rodríguez. Representaban a dos naciones que compartían el orgullo de sentir a Sor María “su Santa”. Los nicas porque era el país donde había nacido y los ticos porque era el país donde se dedicó a servir la mayor parte de su vida. Miles de devotos festejaban. “Tenemos beata”, tituló el diario La Nación de Costa Rica. “Beata de Nicaragua”, decía La Prensa de Nicaragua. La noche antes de la beatificación los feligreses en ambos países hicieron vigilia para no perderse ni un solo momento de aquel acontecimiento.

Sor María Romero, de la Orden de las Hijas de María Auxiliadora, nació en Granada el 13 de enero de 1902, pero a los 29 años fue enviada a Costa Rica, donde residió 46 años, la mayor parte de su vida.

Allá hablan de sus milagros. Aquí también. La costarricense María Solís Quirós se convirtió en el milagro por el que Sor María fue declarada beata. Ocurrió en 1994 cuando luego de un ultrasonido los médicos le dijeron a sus padres que la pequeña tenía labio leporino y quizá el paladar hendido. Comenzaron las oraciones y gracias a la intercesión de esta Santa, según las confirmaciones del Vaticano, la niña nació sin problema alguno. En Nicaragua hay muchos que le atribuyen milagros de sanidad.

Sus devotos la describen como una mujer llena de amor y compasión que entregó su vida para ayudar a los más necesitados. “Construyó: laboratorios, farmacias, consultorios médicos; preparó a cientos de personas humildes para diferentes empleos, formó Ayuda al Necesitado para otorgar casas a los desposeídos, obsequiaba canastas de alimentos y otras necesidades todos los días, los domingos distribuía ropa a 3,000 personas…”, escribió en un diario nacional Mercedes Gordillo, autora del libro Sor María Romero y los nicaragüenses. Sus obras continúan desarrollándose en Costa Rica y en Nicaragua.

 

Sección
Reportaje