Aquella Granada industrial

Reportaje - 08.06.2014
Aquella Granada industrial, Magazine.

A mediados del siglo pasado, Granada fue un importante núcleo industrial del país. Día y noche en decenas de prósperas fábricas, se producía jabón, aceite, cuero, textiles y más. Hoy solo quedan recuerdos e instalaciones en ruinas o abandonadas

Por Arlen Cerda

Ricardo Cordonero dice que él no cree en fantasmas y por eso no le da crédito a las historias sobre los espantos que otros aseguran haber visto en las antiguas instalaciones de la Jabonería Prego, de Granada, donde él trabaja como vigilante nocturno hace más de quince años. Casi siempre –dice– los ruidos son solo gatos que se cuelan en las bodegas o se trata de la estructura que a veces cruje como si sus viejos hierros se intentaran desperezar. En esta, que fue una de las jaboneras más modernas de la región, el último jabón se produjo en 1996.

Todavía en pie sobre la amplia calle La Inmaculada, de Granada, a 45 kilómetros al oriente de la capital, la popular Jabonería Prego, donde hasta 1981 trabajaban más de 500 empleados, hoy es solo un conjunto de galerones vacíos, en los cuales se pueden observar los restos de una estructura que poco a poco se ha desmantelado tras su cierre definitivo a mediados de los 90.

“Da tristeza”, reconoce Melchor Prego, uno de los herederos de la jabonería que fundó su abuelo y quien fue el último gerente general de la familia en esta empresa que de estar abierta tendría más de noventa años de historia.

A Armando Navas Ferrari, fundador y propietario de la Tenería Ferrari, también le da tristeza recorrer las antiguas instalaciones de la curtiduría que él inició en septiembre de 1956, en la periferia sur de la misma ciudad, y donde ahora, abriendo una puerta vieja tras otra, va relatando con una precisión que asombra en un hombre con 87 años de edad, dónde estaba cada máquina y qué ocurría en cada salón de la empresa de más de 60 mil metros cuadrados que le obligaron cerrar en abril de 1984.

 

Sección
Reportaje