Amigos en casa

Reportaje - 08.07.2012
Cortesía-de-F2.8-Fotografía.

Duermen en sus casas, comparten su comida, salen juntos de paseo. Se comunican con regularidad, conocen de sus vidas y hacen visitas cada vez que pueden. Llegaron para construir casas y al final edificaron lazos de amistad.Ellos son “los techeros” de la familia

Por Tammy Zoad Mendoza M.

Sonríen. Acaban de terminar de jugar en las calles de tierra, sus pies descalzos y polvosos los delatan. Javier tiene un poco de pena, anda sin camisa, pero igual posa en medio de los dos chavalos de camisetas blancas. Jordan, su hermano menor, se tira al piso y pela los dientes. Su carita redonda y morena, su pelo chirizo, tan oscuro y brillante como sus ojos, se roban el primer plano de la foto. De fondo las tablas claras de una casita.

Otra imagen, esta vez ambientada en un paisaje de montañas. La bebecita al centro se roba la atención, su abuela esboza una sonrisa, mientras una joven la carga. Lucen felices. De fondo las tablas amarillentas de la casa.

En la otra foto no hay rostro que se distinga. Al fondo se ve un grupo de personas sosteniendo una pared de madera. Camisetas blancas, azules, verdes, moradas. Jóvenes y niños pintados en la escena. Un par de guantes, un martillo y el piso de madera clara.

Bonanza. Matagalpa. Managua. Las escenas se repiten con diferentes rostros y escenarios. Desde hace más de tres años las camisetas blancas, las herramientas y los paneles de madera desfilan por el país. Detrás de todo están los jóvenes de Techo-Nicaragua. Un grupo de voluntarios que se ha multiplicado a cuatro mil para hacer frente a la pobreza. No comparten las necesidades de las familias con las que trabajan, pero reconocen que son parte del cambio ante la desigualdad.

 

 

Sección
Reportaje