Cuapa tour

Reportaje - 02.12.2007
Cuapa-Tour

Aquí un día, entre los parajes verdes y colinas chontaleñas, se dice que apareció la Virgen María y desde entonces todo cambió para este pueblo, en el que la Iglesia promueve ahora algo que llaman turismo religioso. Más de 200 mil personas llegan anualmente al santuario

Octavio Enríquez
Fotos de Orlando Valenzuela y Manuel Esquivel

A última hora en el periódico apareció la noticia. La iglesia de Cuapa pide dos millones 440 mil córdobas para conservar el medioambiente y también para promover algo que llaman “turismo religioso” en este lugar de colinas verdes, donde las vacas se echan bajo árboles frondosos y donde un día un campesino dijo que apareció lo inimaginable.

El campesino se llamaba Bernardo y en el arroyo, donde solía pescar, un hombre bebe agua mientras dos más sacan arena. Aquí, en este arroyito de agua sucia, llega la gente a buscar un milagro, a beber un poco de agua para curarse de alguna enfermedad o a pedir por sus familiares.

A unos 200 metros está el santuario. Una Virgen bajo un techo curvo, y allá de frente un potrero verde en una loma donde Bernardo Martínez, otra vez Bernardo, saludó a la Virgen María en mayo de 1980. Aquí cambió la suerte de este pueblo que muchos saben que existe en el mapa por la aparición divina.

“Visite Cuapa —debería haber dicho algún rótulo desde hace tiempo—, a 152 kilómetros de Managua, aquí apareció la Madre de Dios”.

 

Sección
Reportaje