El día que cayeron los Ché

Reportaje - 27.01.2008
Siete jugadores de la Selección Nacional de Futbol de 1966

Fue apoteósico. Nadie esperaba que el 9 de enero de 1966 un grupo de jugadores nicaragüenses le ganara a la afamada selección de Estudiantes de La Plata, pero pasó y así los 90 minutos que jugaron sobre el campo se convirtieron en el partido más recordado de la historia nacional

Loanny Picado

A inicios de enero de 1966, Santiago Berrini, director técnico de la Selección Nacional de Futbol, se enteró que Estudiantes de la Plata haría una gira de pretemporada por Centroamérica y no dudó en contactar a los directivos del club argentino para saber si podían incluir a Nicaragua en su lista de encuentros.

Estudiantes de la Plata, el gran equipo argentino, aceptó jugar por la cantidad de cuatro mil dólares. Cuando se supo la noticia, los periodistas nacionales y extranjeros esperaron con desespero la llegada del equipo más importante de América y la predicción del juego era una absoluta victoria para el club sudamericano.

“Aterrizan Estudiantes de la Plata”, “Partido ante Estudiantes causa gran expectativa nacional”, fueron algunos de los titulares de los medios escritos que dieron cobertura al partido sin sospechar que aquel juego entraría en la historia del futbol nacional.

2008
Estadio Nacional. Aquí se realizó el juego. Han pasado 42 años desde entonces, pero el episodio sigue fresco en la memoria de sus protagonistas.

—Que emoción saludarlos otra vez —dice Juan Bautista Arríen con el tono quebradizo de la voz. Casi llora. Han pasado muchas cosas en su vida y ahora se encuentra con sus amigos y antiguos compañeros de equipo.

Allí está Salvador, que es Salvador Dubois; Miguel Buitrago, alias el “Chocorrón”; Francisco Camacho, Camacho para él; Pedro Jirón, “Peche”, y Emilio Gutiérrez, “Camarón”.

 

Sección
Reportaje