El partido de la vergüenza

Reportaje - 10.08.2014
Fotografía del Archivo Familia Cuadra Serrano.

Una vez, hace 39 años, Nicaragua se enfrentó a Brasil en el campo de futbol. El resultado fue humillante para los nicas: 14 goles por cero. Este es el relato de aquel partido histórico

Por Dora Luz Romero

El árbitro da el pitazo inicial y los brasileños comienzan tocando el balón. Uno, dos, tres pases, gol. No hubo tiempo para reaccionar. El reloj ni siquiera marcaba el primer minuto del juego y uno de los defensas nicaragüenses aún estaba en cuclillas terminando de persignarse cuando volteó su mirada y vio que el balón ya estaba dentro de la portería. El partido más triste de la historia del futbol nicaragüense había comenzado.

Era viernes 17 de octubre de 1975 y la selección nicaragüense se medía ante la selección brasileña. Eran los VII Juegos Panamericanos que se desarrollaban en la ciudad de México.

A pesar de lo sorpresivo, un gol no era derrota, así que los nicas volvieron a sus posiciones, se organizaron para salir al ataque. Porque eso era lo que llevaban en mente, nunca vieron un partido con un planteamiento defensivo, al contrario. Hay quienes recuerdan que se posicionaron con cinco delanteros, otros hablan de cuatro. Cuatro o cinco, no importa, al menos en papel, Nicaragua iba, ingenuamente, en busca de goles.

Brasil ya era Brasil para 1975. Llevaban tres Copas del Mundo en su récord, la de 1962, 1966 y 1970. Por la verdeamarela habían pasado jugadores de la talla de Garrincha, Pelé, Roberto Rivelino…

 

Sección
Reportaje