El pintor del famoso diablo

Reportaje - 13.10.2013
Iglesia San Rafael del Norte

Johann Fuchs recorrió Centroamérica pintando iglesias. Pero en medio de los Cristos, ángeles y santos que dibujó, sería un diablo en San Rafael del Norte el que causaría polémica. Aquí la historia del pintor y su pintura

Por Tammy Zoad Mendoza M.

Hay quienes lo recuerdan encaramado en el andamio, sin camisa, con los lentes empañados y pringados con la pintura que salta de los pinceles. Otros lo ven desde el portal de la casa, siempre descamisado y ahora con la barba crecida, pintando de pie frente a un caballete. Saben que era un pintor extranjero, un hombre reservado que iba y venía con sus estuches y papeles de aquí para allá, donde lo llamaran a pintar escenas celestiales. No saben que era austríaco, que vino huyendo de su país y que se bautizó Juan al llegar a Centroamérica para que pudieran llamarlo por un nombre “más cristiano”.

Puede que muchos más hayan visto o escuchado hablar de una de sus obras sin saber nada de él. Pintó al popular y querido padre Odorico D’Andrea en una escena de la llegada de Jesucristo, incluyó a una joven sanrafaelina en otro cuadro religioso y hasta metió a su suegra en el purgatorio que pintó en la iglesia de Rivas. Pero “La tentación de Jesús en el desierto” se convirtió en un referente de su obra. Es la recreación de ese pasaje bíblico en el que mientras Jesucristo ora y ayuna en mitad del desierto, se aparece el diablo tentador ofreciéndole riquezas y retándolo a convertir en pan un puñado de piedras. Pero en la escena que pintó Juan Fuchs en 1967, el personaje de satanás pareció haber cobrado vida casi dos décadas más tarde cuando por casualidad, imaginación o malicia, alguien encontró un escandaloso parecido entre el demonio de la pintura y Daniel Ortega Saavedra. El Ortega que para entonces era llamado comandante, el líder de la cúpula de poder instaurada con el triunfo de la revolución y quien aspiraba a ser presidente de Nicaragua.

Johann Fuchs
Luego de huir de Austria para no participar en la guerra contra Hitler, Juan Fuchs dedicó su vida al arte sacro. Vivió y murió en Nicaragua donde de iglesia en iglesia se puede reconstruir a pedazos su obra.

 

Lea: ¿Dónde están ahora los nueve comandantes de la Revolución?

 

 

Sección
Reportaje