La amenaza de Prusia

Reportaje - 22.03.2009

Cuatro barcos de guerra alemanes llegaron amenazantes a las costas nicaragüenses en el siglo XIX para dirimir un conflicto que se originó entre un temperamental marido nicaragüense y una insumisa esposa alemana

Luis E. Duarte

El sol, la pasión juvenil y la fortuna conjuraron a favor de Francisco Leal y Franziska von Hedemann Altman. Dos personajes de diferentes culturas y mentalidades opuestas, pero ciegos por un amor desenfrenado, juvenil, primitivo y tropical.

Francisco era dentista del León metropolitano y académico, “hijo de una influyente familia”, describié el padrastro de su esposa, Paul Eisenstuck. Franziska era hija de un comerciante alemán que de Estados Unidos migró a Nicaragua buscando fortuna.

Ella apenas tenia l7 cuando se casó con el leonés con quien afios después tendria una nifia a quien nombraron Ida Leal von Hedemann, en honor a la madre de Franziska. Pero el amor solo es eterno mientras dura, diria e1 poeta Vinicius de Moraes. N0 paso’ mucho tiempo para que el marido demostrara cémo pensaba gobernar su casa y su esposa parecia una mujer independien—te que no escuchaba los rumores de la ciudad, ni el mando del esposo o los consejos del obispo, así que volvió con su madre y su padrastro.

No sería más que un relato romántico de légrimas entre dos personajes comunes, a no ser porque sus desamores provocaron casi una guerra entre Nicaragua y una de las principales potencias europeas de la época, algo que convierte su historia en una versión criolla de las tragedias griegas, pero en el
teatro doméstico leonés del siglo XIX.

Los detalles de este conflicto familiar que llevaron a Nicaragua al borde de una guerra contra el imperio aleman entre 1876 y 1878, estan en el Archivo Militar de Friburgo en Alemania, donde se resguardan los expedientes historicos de la marina prusiana que Magazine ha adquirido para sus lectores.

 

Sección
Reportaje