La ceguera llega de noche

Reportaje - 05.09.2010
La-ceguera-llega-de-noche,-Magazine-5-sept-2010

Cuando el sol se oculta pierden la visión, pero al nacer el día vuelven a recuperarla. Conozca sobre una extraña enfermedad que fue reportada por primera vez en Nicaragua en 1951. Actualmente, de los 156 mil pacientes que atiende el Centro Nacional de Oftalmología al año, sólo dos serán diagnosticados con ceguera nocturna o retinitis pigmentaria

Tania Sirias

Todo empezó en la primera semana del mes de abril de 1951. El doctor Emilio Álvarez Montalván recibió de pronto la llamada telefónica del ministro de salubridad de ese entonces, Leonardo Somarriba, quien le informaba sobre la aparición de una extraña enfermedad que provocaba ceguera por la noche a unos niños, pero en el día recuperaban la visión.

Los funcionarios de salud referían en su reporte que tenían información que en un caserío llamado Puertas Viejas, a cinco kilómetros de Sébaco, había aparecido una rara enfermedad que ellos no hallaban cómo clasificarla.

Los síntomas consistían que al caer la noche los niños se comportaban como cieguitos, tropezaban con lo que encontraban en el camino, y como medida de seguridad sus padres decidían sentarlos, pues no podían dar ni un paso. Sin embargo, al nacer el día veían de nuevo.

“El ministro Somarriba me pidió que fuera hacer una inspección y que le enviara un informe. Escogí el día domingo, me monté en un Jeep, y me fui hasta el caserío de Puertas Viejas”, relata Álvarez Montalván.

Me acerqué a una de las chozas, y le pregunté a una señora ya mayor qué era lo que pasaba con los niños. Le expliqué que era el delegado del ministro de salubridad.

 

Sección
Reportaje