La cruz de apante

Reportaje - 09.06.2013
La Cruz de Apante

En Matagalpa se construye la Cruz de la Paz. Un ambicioso proyecto de fe que incluye viacrucis en un escenario natural que pone a prueba el cuerpo y el espíritu, y una capilla que espera recibir peregrinos de América que busquen la paz

Por Tammy Zoad Mendoza M.

Allá arriba, en la cima del cerro que escolta la ciudad, se verá una cruz que desde abajo podría caber en la palma de la mano. Una cruz metálica que crecerá y crecerá a medida que uno se acerque, hasta convertirse en una imponente estructura que parecerá abalanzarse sobre uno con un abrazo demoledor. Será la Cruz de la Paz. La cruz que coronará la montaña de Apante, en Matagalpa, un proyecto de la Diócesis de Matagalpa junto con los Frailes Franciscanos de la Renovación y el apoyo de católicos extranjeros y nacionales.

La cruz es la primera parte de un proyecto en construcción. Por eso se ven ir y venir hombres como hormiguitas que transportan en sus espaldas sacos de arena, varillas de hierro, grandes piedras y bloques. Llevan a cuestas la cruz que sube a pedazos hasta la cima de la montaña. Llevan meses trabajando y falta más de un año para terminar. Luego de construir la cruz, les tocará acarrear lo que será la capilla de la Reina de la Paz. Pero los cimientos están, y son más fuertes que el concreto: la fe en que este proyecto no solo le agregará el título de Montaña de la Paz a Apante, sino que se convertirá en un espacio abierto a los peregrinos que buscan un encuentro con Cristo para alcanzar la paz interior.

Pero para lograr eso hace falta mucho trabajo. Por eso hay frailes que suben, bajan y vuelven a subir con sus sandalias todo terreno, ataviados en sus hábitos grises y gruesos, que los protegen del sol, pero que los abrigan más de la cuenta en el calor abrasador de mediodía. Se les ve conversar con los trabajadores, inspeccionar la obra y contemplar desde arriba la ciudad. Matagalpa se extiende desde el punto blanco de la Catedral y que se ha vuelto tan indómita que ya empieza a trepar desordenada por los cerros verdes.

 

Sección
Reportaje