Las andanzas de Pastora

Reportaje - 13.10.2013
Edén Pastora. comandante de Brigada, viceministro de Defensa y jefe nacional de las Milicias.

La Contra, su relación con la CIA y el narcotráfico forman una nebulosa en la vida de Edén Pastora, un hombre que dice haber peleado tres guerras y tres guerrillas

Por Fabián Medina

A los 19 años, Edén Pastora mató por primera vez a un hombre. Lo recuerda perfectamente, dice. Estaba emboscado en Chachagua, montañas de Quilalí, junto con otros dos guerrilleros: Gustavo Vílchez y Leónidas Rodríguez. Una patrulla de la Guardia se acerca. Pastora, que presume de ser buen tirador, está encargado de hacer el primer tiro. Apunta al primero de la fila, aprieta el gatillo y, antes de oír el sonido de su propio disparo, ve caer al guardia.

—¡Jesús! —exclama asustado.

Lea: Comandante Dimas, el padre de la Contra 

“No pude dormir los siguientes 15 días. Estaba saliendo del Colegio Centro América, comulgaba todos los días, y de repente me encuentro apuntándole a un hombre. Yo era buen tirador. Mi deporte era la cacería. Y el que caza un venado caza a un hombre. Y la guerrilla es cazar hombres”, dice ahora con 77 años de edad en su casa sin ostentaciones de Managua.

Se acostumbró a matar, dice, “porque la guerra es dura”. Y una vez le dijo al cardenal Miguel Obando que había matado tantos hombres que no alcanzaban en una habitación, y mandado a matar a otros tantos que no alcanzarían en la propia casa de Obando. “Una exageración, lógicamente, pero fue una respuesta dura porque me molestó que me preguntara eso”, señala.

Además: La muerte de Enrique Bermúdez, comandante 3-80

 

 

Sección
Reportaje