Los años de la Oti

Reportaje - 03.10.2010
Los años de la Oti

Hace diez años bajó el telón del Festival de la Canción OTI. Un escenario que sirvió de plataforma a talentos nacionales e internacionales, pero debido a sus movidas inadecuadas, baja audiencia y falta de
patrocinio salió del aire luego de estar por 28 años ininterrumpidos. En Nicaragua este
festival musical estuvo marcado por la guerra y la censura, narran algunos de sus participantes

Tania Sirias

La noche del 19 de mayo de 2000, el maestro de ceremonia anuncia el turno de Nicaragua. Los 150 músicos de la Orquesta Festival de la Canción OTI comienzan a interpretar la canción Libera tu corazón. Lya Barrioz se abre paso en el escenario con un vestido ajustado, y sus manos parecieran seguir el compás de la melodía.

Cuando Lya habla del Festival OTI sus ojos brillan y los recuerdos toman por asalto a la memoria. El evento se llevó a cabo en Acapulco, México, y fue la última vez que este espectáculo internacional se puso en escena. En ese momento, muy pocos lo sabían.

Lya afirma que todos los participantes de ese año ya sabían quién iba a ganar, y no por el mérito del tema sino por la estrategia de mercado. Los medios de la época lo llamaron “el fraude del año”, y los jurados fueron señalados de “vendidos”.

A pesar de ser el último festival OTI que se llevaría a cabo, éste dejó un mal sabor en los participantes, pues fue notoria la mala organización, los amarres por debajo de la mesa, y la burla para los países participantes.

“La desorganización era tal que no había una agenda de medios, y los canales sólo entrevistaban a las delegaciones favoritas, entre éstas México, España, Estados Unidos, y extrañamente Nicaragua, ya que a nivel de mercadeo no punteaba para ese tipo de evento”.

 

Sección
Reportaje