Los periodistas que no usaban grabadora

Reportaje - 11.05.2018
writers block

Antes de los años sesenta, el periodismo no se aprendía en escuelas en Nicaragua, sino en la calle, sin grabadoras. A puro lápiz y libreta. Cuatro viejos “robles” del periodismo nacional nos retratan cómo era hacer periodismo entre los años cuarenta y sesenta del siglo pasado

Por Eduardo Cruz

Agustín Fuentes Sequeira, Fuentitos, es con seguridad el periodista vivo más antiguo de Nicaragua. En 1944 era un estudiante del tercer año de bachillerato que vio un anuncio en el periódico Flecha y se fue en busca de un puesto como corrector de pruebas. Entre 10 aspirantes lo eligieron a él y después le vieron “madera” de reportero.

Antes de los años sesenta, cuando no existía escuela de Periodismo en Nicaragua, así se hacían los periodistas: por vocación, por necesidad o por casualidad. Igual que a Fuentes le ocurrió a Annuar Hassan Morales, un periodista especialista en temas policiales, que de joven escribía poemas y en 1962 le atrajo un taller de escritores que con el apoyo de la embajada de Estados Unidos se impartía en el segundo piso del Gran Hotel. Y ahí saltó al Diario LA PRENSA.

El periodista Agustín Fuentes, “Fuentitos”, al centro, aparece en esta imagen junto al profesor de periodismo norteamericano Paul Newman (Izq.) y el periodista hondureño Óscar Reyes. Al fondo se ve el anterior edificio del Diario LA PRENSA. FOTO/ CORTESÍA/ AGUSTÍN FUENTES

“Antes no había periodistas de 30 años. Todos eran de 40 años para arriba”, dice Hassan, quien recuerda que él fue una de las excepciones, porque su oportunidad en el oficio de la información le vino cuando tenía 20 años de edad.
Quienes estudiaban Periodismo lo hacían por correspondencia o se iban al extranjero, como le ocurrió a Nicolás López Maltez, quien estudió en México y cuando regresó a Nicaragua, en 1963, tuvo que buscar un espacio de 15 minutos en el único canal de televisión que existía, el 8 de Anastasio Somoza Debayle, el director de la Guardia Nacional.

En este reportaje cuatro “robles” del periodismo nacional explican cómo era ser periodista entre las décadas de los años cuarenta y sesenta del siglo pasado. Además de Fuentitos, Hassan y López Maltez, comparte su experiencia el fotógrafo Francisco Rivas Quijano, Rivitas, quien se inició en el año 1954 en el Diario La Noticia.

 

Sección
Reportaje