El mundo de los esteroides

Reportaje - 01.06.2016
Strong bodybuilders testing their biceps in a skandemberg contest

¿Héroes o villanos? Aumentan el rendimiento físico, consiguen contratos millonarios, medallas olímpicas, un cuerpo fibroso o la cura de una enfermedad, mientras ocultan trastornos, fracasos y muertes súbitas

Por Julián Navarrete

Una enfermera rubia sacó a Diego Armando Maradona de su último partido mundial. La Selección Argentina acababa de vencer 2-1 a Nigeria y se encaminaba con dos victorias consecutivas a la ronda de los 16 mejores equipos del Mundial de Futbol Estados Unidos 1994. La rubia llevaba puesto un lazo verde en el cabello y dos cruces del mismo color en el pecho y la espalda. Ingrid María era el nombre de la mujer que lo encaminó por un pasillo hacia un laboratorio de control antidopaje. En esa ocasión, Maradona dio positivo a efedrina, un medicamento que abre las vías respiratorias. Fue expulsado del torneo. La selección albiceleste cayó en los dos siguientes partidos y Diego dijo: “Me cortaron las piernas”.

No fue la primera vez que Maradona cayó ante sustancias prohibidas. Tres años antes del episodio con la enfermera, cuando militaba en el Nápoles de Italia, el astro del futbol dio positivo a cocaína y fue sancionado 15 meses. Y en 1997, con el equipo de sus amores, Boca Juniors, volvieron a detectarle polvo blanco en su cuerpo. La última puerta se cerraba: Maradona colgó los tacos. Su caso sirvió como prueba para incluir a la cocaína entre los estimulantes prohibidos por la Federación Internacional de Futbol Asociados.

La Agencia Mundial Antidopaje publica anualmente una lista con las diferentes sustancias prohibidas en los deportes: estimulantes, esteroides, hormonas, diuréticos, narcóticos y cannabinoides. Maradona admitió haber consumido efedrina mediante un quemador de grasa que le suministraron meses antes, con el propósito de hacerlo bajar de peso. No obstante, de la cocaína siempre dijo: “No sirve para jugar, porque te tira para atrás y no para adelante”.

Aunque la mancha del “doping” de Maradona ocupa un lugar minúsculo, sirvió para que los organismos deportivos globales vigilaran los demás deportes. Los casos más sonados estallaron en atletismo, beisbol, esquí, boxeo y ciclismo. Los especialistas “antidoping” entendieron que las sustancias caminaban más rápido que sus controles y empezaron a quebrar a los laboratorios que las procesaban. La lucha contra el dopaje empezó y todavía no termina.

En esta batalla antidopaje ya son muchas las estrellas deportivas que se han apagado: Marion Jones, Barry Bonds, Lance Armstrong, entre otros. Sin embargo, las grandes figuras no tienen exclusividad sobre estas sustancias y las personas comunes y corrientes comenzaron a utilizarlas para mejorar su apariencia física. Esteroides anabólicos, estimulantes y hormonas. En Nicaragua no hay estadísticas, pero la encuesta Pride del 2009, aplicada a más 120 mil estudiantes de escuelas de secundaria en Estados Unidos reveló que casi uno de cada 14 muchachos y una de cada 37 muchachas reportaron haber usado esteroides anabólicos.

Sección
Reportaje