El pueblo de muchachas bonitas

Reportaje - 16.08.2016
260-Mag-SRN1

Piel rosada, ojos verdes y cabello castaño. Muchos consideran que las mujeres de San Rafael del Norte son las más bellas de Nicaragua. ¿El frío y los vascos son responsables del origen de su belleza?

Por Julián Navarrete

Cuando usted escuche el apellido Úbeda tenga por seguro que esa persona salió de San Rafael del Norte. No importa que se encuentre internado en la selva de la Amazonia o en el frío imposible de Alaska. O a lo mejor si atraviesa el charco y visita España, en donde están sus verdaderas raíces. Dígase con seguridad: estoy seguro que ese apellido es de un pueblo lindo y fresco de Nicaragua.

Lea: Los enigmas de la belleza 

El hombre que hace la afirmación, con pizca de sorna y tantito de síntesis, se llama Simeón Úbeda Úbeda. ¡Faltaba más! quien hablase de ese apellido no pudiera firmarse de otra manera. Simeón tiene 75 años, es historiador y poeta. Abre sus ojos claros y comienza a contar cómo ese apellido se convirtió en la firma más repetida del pueblo, y cómo también tiene que ver con que estas tierras sean las responsables de traer al mundo a unas mujeres tan pero tan bonitas.

¿No me cree? Pues, mire que está comprobado que la belleza de estas damas ha provocado muchos crímenes por celos, relaciones entre primos y parientes, ha vuelto locos a soldados del ejército, escritores, poetas, historiadores y conquistado el corazón de un héroe nacional. Vamos, le digo que hasta los enviados de Dios han tenido que intervenir: han avalado matrimonios entre hermanos, casamientos civiles, sirven de mediadores en algunas riñas por deshonras familiares. ¿Le parece coincidencia o algo tiene que ver con la belleza de sus mujeres?

Además: Adriana Paniagua: “La belleza depende de la perspectiva”

Sección
Reportaje