¡Qué difícil es ser Miss!

Perfil, Reportaje - 04.04.2007
Xiomara-Blandino-,-Miss-Nic

Gusta subirse sobre un sofá en las discotecas y dar rienda suelta al baile, se viste atrevida y se le ha visto en discotecas gay o muy cerca de los cantantes que admira. Xiomara Blandino tiene que dejar de ser todo eso. Tiene que comportarse, dice, como lo que es: Miss Nicaragua 2007

Dora Luz Romero Mejía
Fotos de Uriel Molina

Puntual. Lista para ser entrevistada. Ha bajado de su vehículo como una verdadera miss: camina como en pasarela, tiene sonrisa de comercial de pasta dental, con la frente en alto, espalda recta, cabello alisado y siempre viendo de un lado al otro como si hubiera cientos de espectadores. Ha dejado boquiabiertos y murmurando a un par, se hace la desentendida y siempre sonriente, sigue su camino. Xiomara Blandino, de 22 años, fue coronada Miss Nicaragua el 17 de marzo de 2007.

Se prepara para viajar a México donde representará a los nicaragüenses en el concurso de Miss Universo. Mientras tanto, hace dietas, ejercicios y cumple horarios rígidos.

Con todo y esa elegancia, carga como si fuese portátil una planta celular para hacer sus llamadas. “Me lo robé de mi casa porque ahorita no ando minutos (en el celular)”, dice Blandino, quien cree que la gente se burla de ella por ese detalle. No se ha equivocado. Más de alguno que la ha visto se ha echado a reír. Sin embargo con todo y planta celular no ha perdido el glamour al hablar: “¡Aló! Muy buenas tardes”, contesta al repique del teléfono.

 

Sección
Perfil, Reportaje