Rebelión en el Ejército de Nicaragua

Reportaje - 12.04.2015
El coronel Javier Pichardo Ramírez fue sustituido al mando de la Fuerza Aérea

En julio de 1990, el jefe de la Fuerza Aérea del Ejército Popular Sandinista protagonizó una rebelión en contra de su jefe, el general Humberto Ortega Saavedra. Se habló hasta de bombardear el Estado Mayor. Magazine cuenta cómo se desarrolló aquella crisis, sobre la cual se ha callado durante 25 años

Por Arlen Cerda

Era la mañana del 10 de agosto de 1990 y apenas la noche anterior el país se había enterado que el coronel Javier Pichardo Ramírez, jefe de la Fuerza Aérea Sandinista y Defensa Antiaérea (FAS-DAA), había sido destituido de su cargo. No se sabía exactamente por qué.

Un comunicado del Ejército Popular Sandinista (EPS), firmado de forma unánime por el Consejo Militar, solo mencionaba que la “separación” de Pichardo fue “acordada para corregir (sus) actos de indisciplina cometidos en los últimos meses en el ejercicio de sus funciones”, sin detallar las razones de aquella “indisciplina” ni en qué consistieron sus actos.

“El Ejército —agregaba el comunicado— se mantiene firme y cohesionado, sin ninguna crisis ni discrepancia”. Sin embargo, lo que se comentaba tras el “caso Pichardo”, que a la fecha se considera como la más importante y quizá la única rebelión dentro del EPS, y de la cual se supo y hasta ahora se sabe muy poco, era totalmente lo contrario.

 

Sección
Reportaje