“Siempre me enseñaron lo que cuesta la vida”

Reportaje - 08.08.2010
Vivian-Vanessa-Pellas

Vivian Vanessa Pellas, la hija del hombre más rico de Nicaragua, quiso ser cantante, pero la voz no le dio. Amante de la música y del baile, esta jovencita bailó junto a Britney Spears en uno de sus vídeos. Por ahora, la única hija del empresario Carlos Pellas dirige un canal de televisión

Dora Luz Romero

Quiso ser cantante. Desde niña ése fue el sueño de Vivian Vanessa Pellas. Se imaginaba en un escenario lleno de luces cantando y bailando frente a miles de espectadores. El rostro y el entusiasmo lo tenía, pero no la voz.

Tomó clases de canto, pero no le fue muy bien, lo confiesa. “Lo hice un año en California, pero después me dije: no voy a perder mi tiempo. Me di cuenta que es difícil el mundo de los artistas. Primero porque la mayoría de ellos que ya son famosos empezaron desde los 3 años y yo decía: con 21 años no hay forma que pueda aprender a actuar y a cantar”, dice entre risas.

También incursionó en el mundo de la ópera. Tomó un par de clases, pero sabe que “no hubiera llegado tan lejos como artista”. Además confiesa que “todos la viven callando”.

Vivian Vanessa Pellas, de 28 años, la única hija mujer de los tres retoños del empresario Carlos Pellas y Vivian Fernández, ha dejado a un lado el sueño de ser artista y se ha dedicado a explotar su lado empresarial, al igual que su padre.

Pero, ¿cómo es ser la hija del hombre más rico de un país? Ella se lo cuenta a magazine.

***

Nació en Miami el 20 de marzo de 1982. Un par de años antes de su nacimiento, en Nicaragua había triunfado la revolución sandinista y sus padres, Carlos Pellas y Vivian Fernández, habían decidido viajar a Estados Unidos.

Ella era la única hija mujer del matrimonio Pellas Fernández. Se crió junto a sus dos hermanos, Carlos y Eduardo.

 

Sección
Reportaje