Un general llamado Pancho Cabuya

Reportaje - 09.07.2018
282-Mag-Cabuya (9)

Vivió 23 años apenas. Se hizo general de la noche a la mañana y al igual que Sandino no quiso entregar las armas en el Pacto del Espino Negro, pero las entregaría después con una mejor negociación monetaria.

Por Eduardo Cruz

Apenas tenía 23 años cuando lo mataron por venganza los marines norteamericanos. A esa edad Francisco Sequeira Moreno, mejor conocido como Pancho Cabuya, ya era general del ejército liberal que en la guerra constitucionalista de 1926 y 1927 luchaba contra los conservadores para poner en la presidencia a Juan Bautista Sacasa.

Cabuya no tuvo escuela militar. Era un campesino nacido en Somotillo, Chinandega, pero criado entre el ganado en las haciendas ubicadas en el Cosigüina.

De la noche a la mañana se convirtió en general, gracias a su ingenio y temeridad. Y al igual que lo hizo Sandino, el general Cabuya y sus hombres no entregaron las armas cuando el jefe militar de los liberales, José María Moncada, firmó el pacto de paz con el representante de Estados Unidos, Henry L. Stimson, aquel 4 de mayo de 1927, bajo un árbol de espino negro en Tipitapa.

Foto de cuando Cabuya se desarmó, cortesía del periódico La Estrella de Nicaragua. Marcado con el número 1 se ve a un oficial de la Infantería de Marina. Con el 2 al general Francisco Sequeira, Cabuya, y con el 3 a su compañera Conchita Alday Navarro. FOTO/ CORTESÍA/ NICOLÁS LÓPEZ MALTEZ

Cabuya fue durante la guerra constitucionalista un general más importante que Sandino, aunque a ambos, tantos los políticos nacionales como los marines, los consideraron de segunda clase y no les dieron mucha importancia. Se equivocaron. Sandino y su ejército derrotarían posteriormente a los marines en las montañas segovianas, pero serían los hombres de Cabuya quienes causarían las primeras dos bajas a las tropas invasoras en su segunda etapa de intervención. Los marines habían llegado a Nicaragua en 1912, a petición de Adolfo Díaz, y se habían retirado en agosto de 1925. Por solicitud del mismo Díaz, habían regresado en enero de 1927 y Cabuya les enseñó que no sería tan fácil su estadía en Nicaragua.

Aunque ningún historiador señala que Sandino y Cabuya se conocieron, algunos de ellos consideran que Sandino aprendió de la lección de Cabuya, a quien los marines asesinaron a traición después de que las tropas cabuyistas mataron a dos marines en La Paz Centro. Lo aniquilaron junto a su compañera de vida, Conchita Alday Navarro, en El Viejo, Chinandega, apenas un día después de haberse desarmado junto a sus hombres, y 23 días después de que Moncada firmó el pacto de paz con el representante norteamericano.

 

Sección
Reportaje