Una telenovela nica

Reportaje - 02.05.2010
Una telenovela nica

Después del éxito que alcanzó la serie televisiva dirigida a jóvenes, se cocina un nuevo culebrón de factura nacional, que reúne a un selecto equipo de realizadores nacionales y pretende lanzarse en varios países a la vez

Amalia Morales

Mirá los chilindrujos que te traje –dice una mujer de pelo crespo redondo con sonrisa de Monalisa–. Va hacia su bolso, saca un par de chapas de formas raras y las cuelga frente a los ojos de Wendy Matamoros, una de las caras inolvidables de la serie de televisión Sexto Sentido.

—Eso es Patricia Belli –dice la mujer, cara pecosa y ojos sonrientes

—¡Qué jodida más fundida! –contesta Matamoros.

Examina los aretes, sonríe también con la mirada, mucho más que las dos mujeres que están a su lado. Esta mañana de viernes, no lleva su boca roja como hace dos días. Hizo una pausa a su nuevo trabajo de productora visual y se dejó entrevistar.

—Mirá, éstas son las terminales de cables –dice con los ojos prendados en el par de chapas como una niña que no sale de su fascinación con la nueva muñeca.

La cineasta Martha Clarisa Hernández va de nuevo a su bolso, saca otro juego de chapas. Las piezas que emergen de su bolso encantan a Matamoros, pero también a la tercera mujer que está en esta pequeña oficina, situada en el segundo piso del edificio de la Fundación Puntos de Encuentro. Luz Marina Umaña también las examina.

 

Sección
Reportaje