Unamuno: El “enemigo” de Darío

Reportaje - 12.03.2017
Unamuno

Un “incidente” entre Rubén Darío y el vasco Miguel de Unamuno convirtió en leyenda su famosa enemistad

Por Amalia del Cid

Esta historia comienza en una tertulia en el viejo Madrid, hace más de cien años. Sus protagonistas son un poeta mestizo que en ese momento se encontraba en París, un intelectual algo ermitaño con aires de sacerdote y un escritor que usaba barbas de profeta y lentes redondos como los que muchos años más tarde pondría de moda un tal John Lennon.

Aunque ausente, el mestizo es nuestro principal protagonista, porque en aquella tertulia se hablaba de él. Era 1907, para ser exactos, y el poeta se llamaba Rubén Darío. Sucedió, pues, que Miguel de Unamuno —este era el nombre del sobrio intelectual—, dijo maliciosamente que a Darío “se le veían las plumas de indio debajo del sombrero”. Y quizás todo habría acabado ahí, de no ser porque Ramón del Valle-Inclán, el de las barbas largas, le fue con el chisme a su amigo Rubén.

Lea: La última voluntad de Rubén Darío

 

Sección
Reportaje