Vías de vida o muerte

Reportaje - 10.03.2013
Vías-de-vida-o-muerte,-magazine

Iban o venían, pero de un solo golpe su destino cambió. Las carreteras son el nuevo campo minado donde más de 600 personas han muerto en un año. Otros viven para contarlo

Por Tammy Zoad Mendoza M.

Todo le parece un sueño, más bien una pesadilla. Karla tiene la impresión de que vive en otra dimensión, en una vida paralela en la que sin explicación su madre y su hermana simplemente ya no están.

Para Abdel es muy difícil recordar lo que pasó, fue apenas hace cinco años que hizo una pausa en su vida. Literal. Estuvo una semana en estado de coma. Por eso una buena parte de lo que cuenta aquí lo sabe por los registros médicos, la Policía y luego de largas pláticas con su familia.

Oralí Flores todavía extraña a Albalicia, pero su luto ya pasó. Ahora se dedica a acompañar a otros padres que han perdido a sus hijos en accidentes de tránsito, ayudarles a superar este trauma y retomar sus vidas en honor a los que se fueron.

Cada uno de ellos ha enfrentado la muerte de diferentes formas, luego de que un día normal ellos o sus familiares salieran de casa o pretendieran llegar, hasta que en el camino sus planes chocaran con los del destino.

En Nicaragua los accidentes de tránsito se han convertido en un problema de salud pública que tiene alarmadas a las autoridades. Para la población es un mal silencioso visible únicamente cuando hay algún suceso destacado en los medios. Sin embargo, cada año aumentan las muertes por esta causa: 679 en 2012, y según las proyecciones de la Policía Nacional si el nivel de accidentalidad se mantiene este año podría cerrar con 780 personas fallecidas. Los jóvenes son la mayoría que están muriendo en las carreteras.

 

 

Sección
Reportaje