Vida animal

Reportaje - 09.01.2017
265-mag-zootig

Asesinos y presas. Aves y fieras. Enormes tigres y pequeñas mariposas. En el Zoológico Nacional
se cuentan historias salvajes

Por Tammy Zoad Mendoza M.
Fotos Uriel Molina

Se dice que el león es el rey de la selva por su imponente melena, pero el tigre de Bengala es el felino más grande y feroz de la familia. Es un cazador nato, tan dominante que no suele vivir en manada y marca constantemente su territorio. Son excelentes nadadores, veloces corredores y dan saltos de hasta cinco metros de altura.
Pueden pesar entre 100 y 360 kilogramos, medir más de tres metros de largo incluyendo la cola y tener hasta 120 cm de altura hasta la cruz. Cada uno tiene rayas con patrón único que no están solo en su pelaje, se marcan desde la piel. Tienen poca visión a color y visión nocturna aguda siempre que haya movimiento, por eso su sentido de la audición es el más desarrollado. Su rugido contiene ondas sonoras de rango perceptible y ondas de infrasonido (inaudibles para el humano) con efecto paralizante.
Su período de gestación es de unos 100 días y las tigresas suelen parir entre dos y tres cachorros. Alcanzan la madurez sexual a los tres años. Ramsés ya está en edad reproductiva pero permanece separado de Tina, la otra tigre de Bengala del zoológico, por protección. Ambos fueron donados por el circo Renato, ella desde cachorrita y él adulto. En su primer encuentro él la agredió y están en permanente vigilancia para aprovechar su época de celo e intentar reproducirlos.

aves, zoológico nacional.
Loras comunes, entre las especies de aves más explotadas por el hombre.

Las loritas pertenecen a la gran familia de psitaciformes, un orden de aves que incluye más de 80 géneros con unas 350 especies que habitan en las zonas tropicales y subtropicales.
Tienen pico robusto y curvado hacia abajo, postura erguida y garras prensiles con dos dedos hacia delante y dos hacia atrás. Por la cantidad de loras que llegan aquí, por rescates o donaciones, no están nombradas y se distribuye en diferentes jaulas según su condición. Muchas llegan heridas y desplumadas, aquí se recuperan con el cuido y una dieta de frutas y semillas.
Están en la lista de aves más inteligentes y sobresalen por su capacidad de imitar la voz humana, un atractivo que los vuelve víctimas de cacería para encerrarlas como mascotas. Es uno de los grupos de animales silvestres que sufre mayor explotación. “¡Car’e peeerrooo!”, se les escucha decir a todo volumen desde sus jaulas, como un llamado jocoso a los visitantes del lugar.

cocdrilo, zoológico nacional. Managua
Cocodrilo del Zoológico Nacional. Junto a las aves son los parientes vivos más cercanos de los dinosaurios y pueden vivir más de 100 años. Aquí “El Sargento”, compañero de “La Viuda”, ambos donados al zoológico.

 

Sección
Reportaje

Miel eterna