Y ondeó la bandera…

Reportaje - 04.11.2007
Roberto Sánchez

Hace 35 años cuatro hombres viajaron hasta los cayos de Roncador, Quitasueño y Serranía, territorio reclamado por Nicaragua a Colombia. Las condiciones del viaje fueron precarias, pero se logró el objetivo: colocar la Bandera de Nicaragua en el faro de Quitasueño como símbolo de la soberanía nacional. Hoy la disputa continúa y sólo uno de ellos está vivo

Dora Luz Romero Mejía

“LA PRENSA iza Pabellón Nacional en Los Cayos”. Ese fue el titular que se leyó en la primera plana del periódico el 24 de octubre de 1972. La aventura había terminado. Los cuatro hombres: Eusebio Lacayo Waldan, el capitán; Danley Thompson, el contramaestre; Waggy Rigbby, el “cuque” y Roberto Sánchez, el periodista y jefe de la expedición, estaban de regreso contando la historia de cómo lograron izar la bandera azul y blanco en el faro del cayo Quitasueño.

Luego de que salió publicada la crónica del viaje, los medios internacionales se interesaron en el tema y dieron un espacio a la noticia en sus periódicos. En Nicaragua fue visto como un gran gesto de patriotismo, sin embargo el Gobierno de turno (somocista), según dice Roberto Sánchez, “minimizó la acción”.

La disputa entre Colombia y Nicaragua por San Andrés “estaba fuerte”, recuerda Sánchez, el único de los cuatro expedicionarios que está vivo. Han pasado 35 años y la disputa continúa, el Gobierno nicaragüense reclama su soberanía sobre ese espacio territorial. Mientras que ese acto patriótico quedó guardado en las páginas del Diario La Prensa y sobre todo en la memoria de Sánchez, quien cuenta con entusiasmo la historia.

 

Sección
Reportaje