En la memoria del capi Prío

Agustín-Prío

En la confitería más famosa de León, en diferentes épocas, se han sentado Rubén Darío, Sergio ramírez, José Santos Zelaya, Anastasio Somoza y, mucho antes de este último, el famoso envenenador Oliverio Castañeda. El anfitrión de casi todos ha sido un hombre pequeño, bailarín, a quien los leoneses llaman “Capitán” Prío