Los niños de la hamaca

261-Mag-Au

Padecer autismo ya es grave. Padecer autismo y ser pobre es peor. Aleteos, mirada fija y retraimiento. Los signos pueden palparse con facilidad, pero las historias son tan complejas y diferentes como un rompecabezas.