Caminata con olor a azufre

Cerro-Negro

Escalar cerros sudando la gota gorda, bajar por laderas sinuosas y todavía tener ánimo para subir al borde de los cráteres de varios volcanes del occidente de Nicaragua, además de ser una loca y extenuante idea, se convirtió en un reto para más de seiscientos noveles expedicionarios y una oportunidad para conocer los más bellos rincones de la cordillera volcánica más activa y grande de Centroamérica: la cordillera de los Maribios. Un redactor de Magazine se unió a la agotadora jornada y nos cuenta la experiencia